domingo, 20 de junio de 2010

UN MILAGRO OCURRIRÁ HOY


Hoy.
Es este instante, ahora,
cuando somos conscientes
de que está ocurriendo,
que la vida se está expresando.

Estoy.
Palpando la tierra,
sintiendo el olor de la primavera,
oteando el volar del jilguero,
escuchando el silencio del amanecer.

Siendo.
Conciencia viva
de que ocupo un lugar en el Universo,
que formo parte de un Todo,
que mi esencia es la Suya.

Sí.
Hoy se está produciendo un milagro
y mis miedos no van a impedir
que me invada,
que me inunde todo.

Estar.
Estar ahí, aquí ,
demuestra que es cierto,
que es posible,
que puede Ser.

Hoy.
En este instante, ahora,
somos expresión de un milagro.




martes, 25 de mayo de 2010

jueves, 29 de abril de 2010

TODO


Todo tiene significado.
Todo.
Cada palabra, cada gesto,
cada sentimiento, cada silencio.

La luz está aquí.
Donde alumbra no puede haber oscuridad,
donde ilumina
no puede reinar las tinieblas.

No existe nada que esté fuera.
Aquí, ahora,
en cada instante
reina la vida.

Que la muerte no sea
quien nos abra los ojos,
que no sea necesario abrir
los ojos para ver.

Estamos y ellos, los que se fueron,
nos dejaron esto,
estas señales
de que es posible.

Nuestro es el tiempo,
este tiempo,
mañana nunca será ahora
y ahora es cuando es posible.



sábado, 24 de abril de 2010

MOLINOS AL VIENTO


Están ahí, reales,
cargados de vida,
encerrando sueños
tras sus ventanas.

Ninguno contiene
princesas que salvar
y, en cambio, alojan
caballeros esgrimiendo lanzas.

No busquéis, no hay
aspas como en aquellos
molinos que nunca fueron
y pudieron ser.

Ni don Quijote les reta
ni Sancho los evita.
Están en la altura
y clavan sus raíces en la tierra.

Los miro y me veo.
Creados para gloria
de un presente grandioso
saben su caída estrepitosa.

Allí, ahí, en una de sus
múltiples ventanas
miro al mar
esperando mi llegada.

jueves, 15 de abril de 2010

HACE CIEN AÑOS QUE VINISTE


En Orihuela, su pueblo y el nuestro,
nació, hace cien años,
un corazón envuelto en sentires.

Palabra a palabra,
paso a paso,
creó el camino que tantos recorremos.

Cuánta pasión en cada verso,
cuánta vida en los silencios,
cuánto decir cuando mirabas.

Abriste en tu ahora
el sendero para llegarte
en todo tiempo.

Cuánto amor,
Cuánta conciencia,
Cuánto Ser en ti.

Y llegó el día, aquel odioso día,
en que el cobarde cubierto de uniforme
acabó contigo.

Aún se oye el gemir
de la madre maldiciendo
haber a tan vil ser parido.

Hoy, cien años
de haber nacido
y aún sentimos que no te has ido.

Quisiera ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas
compañero del alma tan temprano....

A Miguel Hernández, Poeta, en memoria.


sábado, 27 de marzo de 2010

ORACIÓN



Hermano nuestro que estás en la Tierra
rodeado de miseria y sufrimiento,
ten piedad de nosotros.

Naciste bajo el signo de la muerte
sufriendo en tu cuerpo
el abandono de tus hermanos.

Pides con tu mirada,
para vivir,
lo que en nuestra opulencia desechamos.

Tu cuerpo famélico
clama ante la injusticia
de nuestra obesidad mórbida.

Hablamos de amor,
predicamos amor
y te dejamos morir por tu color o lugar de nacimiento.

Mueres en los brazos
de tu madre muerta
y nos das una lección de vida.

Hermano nuestro
que entre el hambre y enfermedad
nos dejas,
ten piedad de nosotros.


Mientras lees esto 11 niños de menos de 5 años mueren de hambre.
Cuántos gritos y pancartas por el aborto, por los que aún no han nacido y
cuánto silencio por los que quieren vivir.

jueves, 18 de febrero de 2010

OPORTO


Silencio en las calles
llenas de miradas sorprendidas,
de gente continuamente visitada
y, en el cielo, las nubes,
en la tierra, los recuerdos,
en las riberas, las marcas de los descubridores.

Ciudad inicio de mil aventuras,
de sueños en sangre ahogados,
de fortunas perdidas,
de historias inacabadas.

Escucho cuanto dices
y oigo lamento en tu silencio.

Cuánta vida en edificios en ruina,
en viviendas vacías,
en portales abandonados.

Y en el centro,siempre, el río.

Conocerte es querer
anidar en cada esquina,
sentir lo que sientes
recordar a los ausentes.

Avanzas enarbolando la gloria vivida
consumiendo un nuevo tiempo de olvido.

Sentirme en ti es ser
estar en ti es estar,
recordarte es querer volver.


miércoles, 10 de febrero de 2010

CUANDO SEA MAYOR.


Yo de mayor no quiero ser mayor.

No quiero perderme en la jungla de los
que dejaron de ser niños,
de los que desearon llegar
a la estación donde faltan los railes.

No quiero comenzar a horadar la tierra
queriendo construir castillos
acabando por marcar los linderos
de mi tumba.

No quiero dejar los juegos por el trabajo,
el compañerismo por la rivalidad,
la felicidad por el éxito,
el hoy por el mañana.

Quiero asomarme a la ventana y ver,
subirme a los árboles y crecer,
mojarme con la lluvia y soñar,
levantarme y cantar.

Cuando sea mayor quiero seguir siendo yo,
no permitir que el mundo me recicle,
que me convierta en lo que puedo ser,
en lo que debo.

Quiero firmar un pacto conmigo,
llenar de silencio el llanto,
de risas el sufrimiento.

Quiero encontrarme con el destino,
no poner condiciones,
encontrarme en lo más profundo
y perderme a cada instante.

Sí,

Cuando sea mayor no quiero ser mayor.

viernes, 29 de enero de 2010

SE DONDE ESTÁS

Si llego a saber que existes no hubiese iniciado el viaje
ni hubiese quemado la naves al llegar a tierra.

Si hubiese intuido que estabas ahí habría dedicado
todo el tiempo a sentirte, amarte.

Si alguien me hubiese dicho donde te encontrabas
hubiese dormido todas las noches a tu puerta hasta que abrieses.

Si al menos te hubiese soñado cerca
no habría necesitado leer lo que otros hicieron para encontrarte.

Y ahora, cuando había dejado de buscarte
y pasabas a ser parte de mi olvido
me dices que estás aquí, que siempre has estado.

A un lado dejo las experiencias contadas por otros,
las vivencias narradas en capítulos.

Dejo los silencios ordenados en sesiones
que aspiran a oír voces calladas.

Dejo de andar y me detengo.

Te llamo y ya sé que siempre responderás
aún cuando no pronuncie palabra.

¡Alma mía! ¿Dónde estás?

¡Aquí estoy mi Amor!

domingo, 24 de enero de 2010

CUÁNTO TE DEBO


Llegaste con el miedo en los ojos,
con las defensas activas,
con el recelo en la piel.

Permitiste mi presencia por momentos,
en la distancia.
El tiempo fue mi aliado.

Poco a poco,
caricia a caricia,
te fui entrando.

Luego, eliminadas la reservas,
abierto el corazón
la entrega fue total.

Cuánto envidio tu permanente ahora,
tu silencio activo,
tu serenidad vivida.

Nada hay que se te escape,
nada perturba tu paz lograda,
tu consciencia expandida.

Si estás, estás,
si decides irte, te vas
si vuelves sé que has decidido estar.

En ti todo cobra sentido,
cada acto una razón,
cada movimiento una intención.

En tu llegada te di hogar,
en el tiempo mi amor
sin esperar nada.

Y ahora, cuando te veo dormir,
estirar tu cuerpo,
sentir,
sé cuánto te debo.

P.D. A Romi

viernes, 15 de enero de 2010

TU


Cualquier espacio se llena de ti
y consume el tiempo que lo ocupa.
Cualquier mirada se pierde
si cierras los ojos y me miras.

Anduve danzando por caminos
áridos perdiéndome en cada cruce,
marcando en cada árbol
un corazón y un nombre, sólo uno.

Llegué y reconocí tus manos,
tu piel, tus silencios.
Llegué y supe que siempre
había estado allí sin haber estado nunca.

Hoy vives en mí y vives en ti misma,
estás conmigo y marchas y vuelves de continuo,
me dices y las palabras sobran
y los besos hablan.

Cuánto me veo en tus ojos
y aprendo con tu estancia,
con tu ausencia,
contigo.

Sé que te tengo porque inicié
el andar hacia tu encuentro,
porque a nadie buscaba mientras tras ti marchaba
y sabía que existías aún sin tan siquiera saber tu nombre.

Hoy sé que soy uno
y una tú
y dos estando en uno
y uno formado por dos.

Hoy sé que te amo
porque amaba antes de tenerte
y permití que el amor fuese libre
y en libertad te encontrase.

sábado, 9 de enero de 2010

ERES TÚ


Donde quiera que miro
me descubro proclamando tu presencia.

Lloro por aquellos
que jamás te contemplan,
por los que nada sienten
aún cuando formas parte de cuanto constituye su existencia.

Me senté a mirar
la mañana somnolienta
de imponente quietud,
frente al cielo,
los montes en verde,
el mar calmo.

Y allí estabas
formando parte de todo ello,
en cada instante,
en cada espacio y su ausencia.

Quedo impasible, sereno,
saludando al sol,
meditando,
reposando en paz,
sintiendo, siendo.

No hay camino hacia ti,
no hay escrito que te describa,
no hay experiencia ajena que nos aproxime,
no hay deseo que te descubra.

Cierro los ojos y aquí estás,
me miro y te encuentro,
abrazo y te hallo,
te llamo y siempre contestas.

Eres el sentido,
la razón de ser,
el motivo de cualquier hacer,
eres tú,
VIDA.


martes, 5 de enero de 2010

LO HAN HECHO POR MI


Siempre ha sido un día cinco
antesala del mágico seis de ensueño.

Antes, una carta,
un examen de conciencia
de un año vivido que espera
verse reflejado en el regalo deseado.

En el recuerdo los ausentes,
los que no romperán papeles de colores,
los que sufren por no tener sueños pendientes,
los que por no esperar ni tan siquiera esperan.

Convicción ninguna,
esperanza toda.
Deseos en ebullición
y un tiempo que se detiene en sí mismo.

El día lento, la tarde inmensa.
Antes, la cabalgata de recepción,
la vuelta a verlos
inmensos, luminosos.

Sueño, ¿dónde estás cuando te llamo?
Nervios,
ansiedad,
angustia de estómago.

Dentro o fuera,
fuera o dentro.
Imposible saber el origen del reclamo
pero apenas llega el alba los ojos aspiran luz.

Y allí, frente al mismo sillón de siempre,
todo se ha materializado
mil veces multiplicado
y una felicidad indescriptible me eleva sobre los regalos.

Gracias.
Nuevamente han venido
y ha sido por mí.
Desde la distancia han rehecho
el camino para recordarme que me quieren.

Y lo han hecho por mí.

viernes, 1 de enero de 2010

NADA ES CASUAL


Nada es casual.

Dos tiempos desarrollados en la distancia,
un encuentro,
una mirada,
emociones desatadas.

Llegaron a tiempo
para ser uno por dos formado,
para compartir un mismo horizonte,
para expandir en el otro el uno.

Las palabras primero,
el cuerpo expresando lo que las almas sentían,
lo que los deseos pedían,
lo que la pasión quería.

De la atracción al entendimiento,
de la amistad al amor,
del tu y yo al nosotros.

Manos entrelazadas,
cuerpos enredados,
voluntades buscando ese lugar,
esa complicidad consentida.

Para la intransigencia, enfermedad,
degeneración.
Para la conciencia,
sencillamente AMOR.

Él mirando a él,
ella mirando a ella.