miércoles, 22 de agosto de 2012




Sólo.

En este ruidoso silencio
comienzo a percibir el leve
murmullo de quienes
han  estado siempre.

Sólo.

Cerrando los ojos intuyo
la esencia de la formas cotidianas,
de las escenas roturadas
por etiquetas heredadas.

Sólo.

Me estremezco al sentir mi Ser,
al descubrirme en la respiración,
en la presencia de la puerta
que accede a la conciencia.

Sólo.

Comienzo a darme cuenta,
a comprender
que ni ahora, ni nunca,
he estado Sólo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada